EL TIEMPO EN BENIDORM AHORA

15

22:36 PM

HORA BENIDORM

26ºC

Despejado

SO 10km/h

DIRECCION Y VELOCIDAD DEL VIENTO

0%

PROBABILIDAD DE PRECIPITACION

NUESTROS PORTALES

CIUDADANO

Información para vivir en la ciudad

COMUNICACIÓN

Prensa, Radio y TV

FILM OFFICE

Oficina de rodajes

SMART CITY

Indicadores de nuestro destino

FONDOS EUROPEOS

Actuaciones cofinanciadas por la UE

ELIGE TUS PREFERENCIAS

SELECCIONA UNA LENGUA PARA ESTE ORDENADOR O DISPOSITIVO

Current size: 100%

AJUSTA EL TAMAÑO DE LETRA
AJUSTA EL TAMAÑO DEL CONTRASTE

Serán barandillas de seguridad de doble cristal, similares a las que se instalaron en El Castell tras su restauración

Las vistas desde Tamarindos ganarán con nuevas balaustradas transparentes

30 Octubre 2020
Les vistes des de Tamarindes guanyaran amb noves balustrades transparents...

Patrimonio Histórico instalará nuevas balaustradas de vidrio de seguridad en el mirador del Paseo de Tamarindos. La actuación, autorizada hoy mismo por la Dirección General de Costas, son el complemento a las obras de restauración de las escaleras del Paseo de que comunican con la playa, recientemente finalizadas.

En la argumentación a la autorización de Costas que, recordemos, depende del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, apoya el proyecto realizado por el Ayuntamiento de Benidorm porque además de la “conservación y el mantenimiento de las instalaciones” existentes, suponen una “mejora de la seguridad de las personas”.

La concejal de Patrimonio Histórico, Ana Pellicer, quien también ostenta la competencia de Participación Ciudadana, ha recordado que fueron los vecinos de La Cala, en una de las reuniones de la campaña ‘A pie de calle’, promovida por el Ayuntamiento y el Consejo Vecinal, quienes sugirieron la necesidad de mejorar el estado de las escaleras. Una vez entrados en materia, los informes de los técnicos municipales aconsejaron la realización de una obra de mayor envergadura para garantizar la seguridad de los transeúntes, que es “lo que se ha hecho”.

“Una vez finalizados los trabajos de acceso al paseo –ha dicho Pellicer-, el siguiente paso es acondicionar la balaustrada que, como se aprecia, necesita ser restaurada”. Desde Tamarindos se percibe una de las imágenes más icónicas de la ciudad que abarca todo el paseo de Poniente hasta Punta Canfali. Por eso, teniendo en cuenta “la gran acogida” que tuvo la sustitución en El Castell, tras su rehabilitación integral del año pasado, de parte de la balaustrada de piedra por cristal, Ana Pellicer ha anunciado hoy que así serán las nuevas del Paseo de Tamarindos.

“Son de doble lámina de vidrio de seguridad, ha precisado la concejal”. Para su unión se utilizará butiral de vinilo, un compuesto químico “que garantiza gran adherencia y durabilidad”. Este tipo de barandilla, además de en El Castell, “también se instaló en el puente de Emilio Ortuño, con excelentes resultados”, ha recordado. En Tamarindos, “serán tres tramos de balaustrada, alrededor de 40 metros lineales” de cristal”, ha explicado Pellicer.

La actuación de Patrimonio Histórico se realiza en colaboración con la Concejalía de Espacio Público, que dirige José Ramón González de Zárate. Este ha recordado que el Ayuntamiento, en intervenciones de este tipo, “de gestión de ciudad”, interviene teniendo en cuenta “los pequeños detalles”. Por eso se han realizado las preceptivas gestiones con la Dirección General de Costas para instalar nuevas farolas inteligentes entre Vicente Llorca Alós y Tamarindos. Con eso “ganamos –ha precisado- que la gente pueda pasear durante las 24 horas del día” y, por encima de todo, “en seguridad”.

Sobre la ejecución de la obra de Tamarindos, González de Zárate ha explicado que se han invertido “más de 400.000 euros” y ha permitido “la sujeción del alcantarillado”. Como complemento, se ha renovado todo el mobiliario urbano como bancos o papeleras.

La intervención, sin ser una “extensión” del Paseo de Poniente hasta Tamarindos, ha dejado el tramo “muy digno”, ha señalado. Se ha adecentado y limpiado el paseo. Además “a petición de los vecinos se ha reordenado el tráfico”, evitando con bolardos que los coches puedan acceder hasta el final y ganando un espacio para que los vecinos y visitantes puedan disfrutar paseando de las espléndidas vistas que nuestra ciudad ofrece.