Torre de Morales

Ver galería
x

El lugar donde nos encontramos, límite con el municipio de Finestrat y que conocemos como “la Cala”, ha formado parte del término municipal de Benidorm desde el siglo XV, aunque en los dos siglos siguientes se vio envuelta en innumerables pleitos entre los municipios limítrofes, agricultores y pescadores de la zona.

En el dibujo aparece, entre la Villa de Benidorm y la Vila Joiosa, el Camino Real que los unía y la heredad de un tal Morales con la torre que la identifica. Se trata de Cristóbal Morales, vecino de la Vila Joiosa, cuyas tierras fueron moneda de cambio a la hora de establecer los límites de las tres poblaciones y que, finalmente, se resolvió quedando dicha propiedad en manos de Benidorm y la zona más cercana al mar en manos de la Vila Joiosa.

La torre es la típica construcción para defensa de la población en un lugar estratégico, junto al Camino Real, cerca de la playa y de agua potable, y en un momento histórico caracterizado por los continuos ataques de piratas.

La inscripción que vemos en una de sus caras Soler mando hazer esta tore el año 1777, puede que se deba a la práctica en aquel entonces, de que un nuevo propietario hiciese algunas obras y se adjudicara así la construcción en ese año pese a que está documentada con anterioridad.