Presentación del libro "Imagina mi alma"

28/09/2018 - 19:00
Centro Municipal El Torrejó
0
0
Pepe Calvo

Presentación del libro "Imagina mi alma" de Pepe Calvo, a cargo de la Historiadora de Arte y Técnico del Departamento de Cultura del Ayuntamiento de Alicante, Cati Rodríguez

Centro Municipal El Torrejó, a las 19 h.

Pepe Calvo, Alicante 1957

Cuenta con una dilatada carrera en el ámbito de las Artes Visuales. Su obra forma parte de importantes colecciones museísticas, IVAM (Valencia), Photomuseum (Zarautz), Musée de la Photographie á Charleroi (Bruselas-Bélgica), Museo de Bellas Artes Gravina (Alicante), Museo de la Universidad de Alicante, Centro Storico Montecelio (Roma-Italia), Universidad de Colorado (EE UU). Su trabajo se halla reunido en múltiples catálogos, además de en cuatro libros monográficos, Mujeres de Octubre (Ed. Pirámide, 1979), Colección (Ed. ONCE, 1988), Pepe Calvo (Ed. Galería Aural, 2004) y un libro de autor que fue premiado en los Fotoencuentros de Murcia en 2004.  Compagina este trabajo con el de escritor, habiendo publicado La flor oráculo (Aguaclara ediciones, 2013) que va por la tercera edición, de la que José Luis Ferris opinó en su prólogo La flor oráculo está cabalmente vertebrada de la primera a la última línea, la estructura que la sostiene está bien anclada. Y Carmen Marimón comentó en la segunda edición: Una prosa sorprendentemente moderna, poblada de hallazgos estilísticos.

Imagina mi alma es su segunda entrega en el ámbito novelístico.

Si Man Ray dijo lo que no puedo pintar, lo fotografío, Pepe Calvo opina si no puedo construir una narración con imágenes, lo haré con palabras.

 

Sinopsis: Imagina mi alma

Una historia de amistad. Un hombre que lucha contra el secreto que lleva dentro. Una casa encantada. Dos enamorados rodeados de fantasmas. Un bebé abandonado en una cueva. Una abuela encantadora. Las vueltas del collar de la Reina. Una fotógrafa intrépida entregada al sexo en cuerpo y alma.  La mujer más bella del mundo y el delincuente artista. Nadia, la sexy y madura stripper entregada a una pasión. El hombre más desconcertante, bello y malvado. Dos millonarios maquiavélicos en una aventura inquietante y peligrosa. En Nueva York dos jóvenes corren desnudos bajo la lluvia para darse de bruces con un misterio.

Drama, acción, sexo, thriller, violencia, amor y crimen, aventura y comedia.

Entre la saga y la novela-rio, Pepe Calvo construye una sorprendente historia, llena de momentos cumbre.

Una novela rebosante de arte visual y pasión cinematográfica, repleta de sensualidad, que te atrapará desde la primera página.

El personaje de Bartolo Carrasco es una auténtica creación literaria.

El autor teje una tela de araña donde se entrecruzan tramas apasionantes.

Una novela que te cautivará y no desearas acabar de leer jamás.

Cuando Bartolo recobró la consciencia estaba atado y bien atado. Le habían encerrado en el maletero de un coche que circulaba a toda velocidad. Llevaba puesta una mordaza que le sujetaba el cuello de tal forma que resultaba difícil moverlo. Habían hecho un lío con su cuerpo, atándole las manos y las piernas hacia atrás. Sentía una extraña impresión en aquel habitáculo oscuro y vibrante. El destino de este viaje sabía cual era. Steel y Dan le estarían esperando en ninguna parte. Comprendía que la venganza estaba cerca y que iba a ser bestial. Los dos holandeses guardaban en su interior los peores sentimientos que el ser humano puede albergar e iban a derrocharlos sobre él. Eran fuertes, obstinados y crueles. No se rendirían jamás. Bartolo tenía un presentimiento de adiós hacia todas las cosas. Nunca saldría de allí. Su vida se acabaría con Steel y Dan.

El coche  paró, habían entrado en una casa con jardín, notaba el ruido de la gravilla bajo las ruedas del vehículo. El maletero se abrió y dos hombres lo sacaron arrojándolo en el suelo como si fuera un saco viejo lleno de trastos.

La gigantesca figura de Loïc se le acercó y tirando de las cuerdas que le sujetaban, con toda su fuerza bruta lo levantó por los aires colocándole de rodillas ante él y con un gesto indicó a  los otros dos que cortaran las amarras que le sujetaban las piernas.  Tú, ponte en pie y camina – le ordenó. Esta frase que sonaba a resurrección, servía ahora para enviarle al cadalso.