L'Hort de Colón

Los capitanes de la marina mercante de Benidorm se construían su residencia habitual en torno a dos ejes, la calle Alameda y el Paseo de la Carretera (antigua Marqués de Comillas, donde el Ayuntamiento rendía homenaje al segundo marqués, propietario de la compañía naviera “La Trasatlántica”, donde figuraban un gran número de benidormenses y que adoptó diversas medidas de protección para sus empleados como era el abono mensual de una paga de jubilación).
Vicente Zaragoza Ortuño (1838-1899), célebre armador y capitán de diversos trasatlánticos, tenía su vivienda en el Paseo de la Carretera, muy cerca del edificio que posteriormente se donaría para Ayuntamiento. Por esa razón, y en un momento dado, decidió adquirir en 1885 un huerto que se encontraba a espaldas de su casa.
Efectivamente, el 9 de junio de 1885, D. Vicente Zaragoza Ortuño compró una finca a Dña. Josefa Llorca Llaudes, de 49 áreas y 86 centiáreas de superficie (4.986 metros cuadrados). Este huerto, se encontraba tapiado, plantado de olivos y con una balsa para el riego.
El 14 de abril de 1899 y ante el notario D. José María Pujalte, Vicente Zaragoza Ortuño hace inventario y división de sus bienes entre sus tres hijos, Josefa, Vicente y Pedro Zaragoza Soria.
A Vicente le lega una casa y morada de dos pisos, en la calle del Calvario. Se indica que esta casa la construyó de nueva planta, Vicente Zaragoza Ortuño, sobre el huerto que adquirió en 1885.
Aparte de la vivienda, recibe la tercera parte del primitivo huerto (16 áreas y 62 centiáreas, o sea, 1662 metros cuadrados) que disponía de balsa (con derecho a 4 días de agua), noria, departamento de almazara de aceite con prensas de hierro, gallinero y cuadras. Estaba plantado de árboles frutales y de parras.
En el momento del fallecimiento de Vicente Zaragoza Ortuño, el huerto se debería dividir entre los tres hermanos (tal y como se acuerda en el documento notarial) y separarlos con muros de piedras y cañas. Los nuevos propietarios lo recibirían en usufructo, debiéndolo legar a sus hijos en las mismas condiciones.
Cuando en 1899 fallece Vicente Zaragoza Ortuño, se hace efectiva la división del Huerto y el reparto, tal y como estaba acordado, entre sus tres hijos.
De este modo, Vicente Zaragoza Soria, heredero de la casa y de la tercera parte del Huerto,  lega a su hija Catalina Zaragoza Llinares su propiedad. Ésta contrae matrimonio con Maximiano Llorca Fuster, capitán de la marina mercante y fruto de este matrimonio son los tres hijos, María de la Concepción, Vicente y María del Pilar Llorca Zaragoza.
Estos dos últimos, en documento fechado el 20 de abril de 1988 acuerdan con el Concejal-Delegado de Urbanismo, D. Jesús Fuentes Granados, la cesión de la vivienda y de una parte del jardín a cambio de autorización para construir sobre el resto del antiguo huerto. Acuerdo que se ratifica ante el notario José-Luis Ruiz Mesa, el 8 de noviembre del mismo año.
En los documentos correspondientes a la cesión, se describe también:
- a continuación de la parte utilizada para la ampliación de la casa, se encuentra una construcción de una planta de 18,50 metros, ocupado por cuatro habitaciones, cochera y desván.
     El Huerto, disponía de lo siguiente:
- noria y balsa para el riego
- el terreno estaba ocupado por el jardín, compuesto de:

  •  árboles: pinos, palmeras, algarrobos, cipreses, granados y limoneros
  • Plantas: jazmines, boungavillas, geranios, etc.

- Todos los árboles y plantas crecidos, “estimándose se debieron plantar cuando se construyó la casa”.
 
Si desean visitar l'Hort de Colon, pidan cita en la Concejalía de Patrimonio Histórico.

¿Te resultó útil?

  • SI
    50% encontró este contenido útil
  • NO
    50%