Articulo Stub 821

Benidorm distingue al Consorcio de Agua de la Marina Baixa por su gestión sostenible y transparente

0
0
Benidorm distingue al Consorcio de Agua de la Marina Baixa por su gestión sostenible y transparente
Benidorm distingue al Consorcio de Agua de la Marina Baixa por su gestión sostenible y transparente

El primer edil de Benidorm, Agustín Navarro, y el edil del Ciclo del Agua, Pepe Marcet, han sido los encargados de entregar el galardón que han recogido en representación del Consorcio la presidenta del organismo y presidenta de la Diputación de Alicante, Luisa Pastor, el alcalde de Polop, Gabriel Fernández, y la primera teniente de alcalde de l’Alfàs del Pi, Genoveva Tent.

El acto ha estado arropado por toda la corporación municipal y a él han acudido representantes del Consorcio, los senadores Encarna Llinares y Agustín Almodóbar, el presidente de Hosbec, Antonio Mayor, miembros de la sociedad civil de Benidorm, así como amigos y vecinos de Benidorm que no han querido faltar a este homenaje.

El concejal del Ciclo del Agua, Pepe Marcet, ha dado lectura de la moción por la que se ha otorgado la distinción de la ciudad al Consorcio, y ha destacado la imparcialidad en la gestión de dicho organismo que “ha primado siempre el interés general” y en el que “no existen bandos políticos porque sólo se da importancia al agua y a la comarca”.

Por su parte, Luisa Pastor, ha asegurado que “es honor recibir este galardón en nombre del nombre del Consorcio por dos motivos: porque el Consorcio se lo merece y porque me siento como en casa, ya que Benidorm forma parte importante de mi vida”. Pastor ha agradecido a Benidorm el reconocimiento al Consorcio como “gran defensor del agua” y por haber sabido “dejar a un lado las diferencias para hacernos fuertes en las demandas comunes”, y por haber “invertido en las redes de agua”.

El alcalde, Agustín Navarro, ha cerrado el acto con un discurso en el que ha agradecido al Consorcio de Aguas su labor que ha ayudado a crecer a Benidorm turísticamente. “El Consorcio ha sido un ejemplo de cómo gestionar ante la escasez los recursos hídricos de forma sostenible y transparente para garantizar el uso turístico de este preciado elemento”. Asimismo, ha agradecido también a los vecinos de los diferentes municipios de la Comarca “su solidaridad con el agua para que Benidorm pudiera seguir siendo un referente turístico internacional. “Sin la Comarca, Benidorm no sería lo que es”, ha concluido.

Constitución y evolución del Consorcio
Tal y como reza el texto de la moción, “el Consorcio se constituyó, no sin ciertas vicisitudes en 1968, aunque, tras un periodo de gestión a través de una Comisión Gestora, quedó finalmente configurado por su Junta General en 1978, momento a partir del cual adquiere relevancia y empieza a gestionar de forma eficaz los recursos de hídricos de la Comarca, resolviendo no sólo los problemas técnicos que se planteaban, sino también los conflictos que se producían lógicamente entre los diferentes usuarios”.

Asimismo, la moción indica que el Consorcio “no sólo ha gestionado las aguas interiores de la comarca, sino que también ha promovido y conseguido que esta no se encuentre aislada hidráulicamente con el resto del mundo y consiguió que en el año 1997 se construyera la conducción Fenollar-Amadorio y en 2002 la de Rabasa-Fenollar, permitiendo así la posibilidad de abastecimientos de fuentes externas que garantizan que nuestra ciudad y nuestra comarca no vuelvan a sufrir los episodios de restricciones de agua con la influencia tan negativa que ello supone para los cultivos, industria y forma de vida. Y no estamos hablando de situaciones hipotéticas, sino que la importancia de esa gestión se evidencia hoy mismo en el que, situados en un marco de escasez de recursos, se está gestionando la aportación de lo que necesitamos desde la cuenca del Júcar, algo impensable hace solo 20 años”.

El Ayuntamiento de Benidorm por ello ha alabado a través de dicha moción, “tanto el trabajo continuado, silencioso y eficaz del personal que conforma el Consorcio, así como la altura de miras, las decisiones y la solidaridad de los municipios de esta comarca, que con el esfuerzo de unos y la voluntad de otros, han sabido solventar los problemas que surgían con un único fin, el aprovechamiento integral, flexible, equilibrado y sostenible del agua por encima de cualquier otro interés. Y lo han conseguido hasta tal punto que actualmente conforma un modelo de gestión que es un referente a escala mundial”.