La Ordenanza nº1 de Movilidad se aplicará cuando la ciudad esté preparada y alcanzado el consenso con todos

González de Zárate responde al Grupo Socialista: “Parece que no vivan en la ciudad”
0
0

La Ordenanza refunde un mismo texto todas anteriores, va en la línea de la DGT y la FEMP, y muestra la voluntad de adaptación al Cambio Climático del Ayuntamiento de Benidorm

El concejal de Movilidad y Accesibilidad Universal José Ramón González de Zárate ha vuelto a tener que salir al paso de las manifestaciones de los grupos políticos; en esta ocasión del Grupo Socialista y ha sido tajante respecto a la Ordenanza nº1 de Movilidad: “Se aplicará cuando la ciudad esté preparada y alcanzado el consenso con todos”.

González de Zárate ha señalado que hay tiempo para la aplicación de todo lo contenido en la misma pero que en realidad se trata de señalar en la norma una realidad ya existente que sólo incluye la novedad de la Avenida del Mediterráneo: “Desde el 91, el Paseo de la Playa de Levante; desde el 95, el Casco Antiguo, llevamos tres años de Consejos de Movilidad; Tomás Ortuño ya está peatonalizado y hablamos de cerrar al tráfico Armada española”. Para el concejal, “parece que no vivan en la ciudad”.

Rechazó de plano que haya que esperar hasta 2023, aunque reconoció que para la entrada en vigor de la regulación “no tenemos ninguna prisa” y –dijo- “trabajamos consensuando con todos su aplicabilidad”.

Recordó una vez más las sesiones celebradas en Consejos de Movilidad y las reuniones con el Consejo Vecinal y asociaciones como Aico y Abreca. Anunció para la próxima semana “reunión con Aptur y con todos los que tengan que señalar alguna consideración”. Apuntó las soluciones aportadas ya a través del correo controldeaccesos@benidorm.org y destacó que “la ciudad tiene que empezar a hablar ya del cambio climático y de su adaptabilidad, atendiendo a las leyes autonómica y estatal”, recordando que “aunque la fecha límite es 2023, por responsabilidad nos debemos adelantar”.

Benidorm trabaja en su Plan Municipal de Adaptación al cambio climático y desde Movilidad se incide “en una fórmula de colaboración con coches más ecológicos y actuaciones de circulación con las que Benidorm se pone en la línea de las grandes ciudades a nivel mundial”.