Jorge Olcina analiza en Benidorm el impacto del cambio climático en la actividad turística

El ponente afirma que Benidorm es el municipio “más eficiente” en la gestión del agua de Europa y que las temporadas altas “se alargarán hasta octubre”
0
0
Jorge Olcina analiza en Benidorm el impacto del cambio climático en la actividad turística
Jorge Olcina analiza en Benidorm el impacto del cambio climático en la actividad turística

El investigador Jorge Olcina, catedrático de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Alicante (UA), profesor invitado en diferentes universidades europeas y americanas y, entre otros cargos, presidente de la Asociación de Geógrafos Españoles (AGE), ha impartido la conferencia ‘El cambio climático, impacto en la actividad turística’, dentro de duodécimo ciclo de conferencias del Club de Opinión que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Benidorm

Al evento, al que han asistido el alcalde, Toni Pérez, y la concejal de Medio Ambiente, Mónica Gómez, junto a otros representantes de la corporación, ha reunido a 200 personas en el Salón de Actos del Ayuntamiento que han querido conocer de primera mano las impresiones de una de las mayores autoridades del país en lo que, desde el punto de vista científico, es la hipótesis, como el ponente recalcó, del cambio climático, un proceso natural planetario del que cada vez obtenernos más confirmaciones de la alteración antrópica manifestada en la rapidez de la evolución de las situaciones climáticas..

En su disertación, muy amena, concisa y de alto valor pedagógico, el investigador ha destacado la diferencia entre tiempo y clima y ha señalado las dos posiciones ante el fenómeno. Por un lado la lucha o mitigación que trata de reducir las emisiones de CO2 y otros gases a la atmósfera y, por otro lado, la adaptación a la situación que se nos presenta por parte de territorios y sociedades.

Para el catedrático es evidente que el clima está cambiando “porque siempre ha cambiado”. Ha recordado la ‘Pequeña Edad de Hielo’ que vivió el planeta entre comienzos del siglo XIV a mediados del XIX y de la situación actual ha destacado el incremento de las DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos), a las que “aquí siempre hemos conocido como ‘gota fría’, las ciclogénesis que se forman en el mismo Mediterráneo” que han aumentado y se “sufren más por efecto de la acción humana”.

“El clima –ha señalado- ha dejado de depender en exclusiva de los procesos naturales” lo que hace que sea “más extremo”. Olcina ha revelado que del mar Mediterráneo ha subido de media 1,5º desde el año 1980 a nuestros días.

Jorge Olcina, además de tomar medidas contra el calentamiento, propone “adaptarnos” a esta nueva situación y ha puesto como ejemplo el trabajo realizado en Benidorm en aspectos como la gestión del agua. “Benidorm es –afirma- el municipio más eficiente de Europa”, con un porcentaje “del 94% de eficiencia” en la gestión del agua. Olcina cree que tanto la Administración Local como el sector turístico, gracias al modelo “compacto” de ciudad vertical, cuentan con las “herramientas para adaptarse” a la situación. Clave en el proceso, insistió, es la adaptación de territorios y sociedades, insistiendo en que, para estas últimas, la cuestión principal es “explicar lo que sucede, con datos precisos y fiables, para evidenciar con exactitud la magnitud de las situaciones” porque “el clima no es más que la sensación percibida de una realidad”.

Olcina vaticina que “el sector turístico de Benidorm no va a tener problemas a corto y medio plazo ya que los modelos apuntan a una prolongación de la temporada” que “podrá extenderse hasta octubre”, con lo que la ciudad podrá seguir desarrollando el turismo, aunque ha precisado que “no podemos dormirnos en los laureles” y hemos de seguir trabajando para consolidar todavía más a Benidorm como “modelo de éxito”.

La hipótesis del cambio climático, señaló a modo de conclusión, incidirá en una ciudad como Benidorm “que está trabajando de modo ejemplar” en cuestiones de temperatura, con incidencias puntuales de confort climático, y agua , donde la gestión de Benidorm es eficientísima y ejemplo a nivel europeo.