El alcalde anuncia la suspensión de la tasa de mesas y sillas para todo 2021 y la congelación de los impuestos municipales

La Corporación municipal y el personal eventual renuncia a la subida salarial avanzada por el Gobierno de España
0
0
El alcalde anuncia la suspensión de la tasa de mesas y sillas para todo 2021 y la congelación de los impuestos municipales
El alcalde anuncia la suspensión de la tasa de mesas y sillas para todo 2021 y la congelación de los impuestos municipales

Toni Pérez adelanta que antes de que finalice el año habrá nuevas medidas y ayudas para afrontar los efectos de la Covid-19  

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, ha anunciado hoy que el Ayuntamiento va a suspender “durante todo el año 2021” el cobro de la tasa por la instalación de mesas y sillas y va a proceder a “la congelación de los impuestos municipales, tasas y precios públicos en los tramos en los que su cuantía dependa de una decisión municipal”; unas medidas que “entrarán en vigor el 1 de enero”.

Toni Pérez ha recordado que “en estos momentos el cobro de la tasa por la instalación de mesas y sillas está suspendido hasta el 31 de marzo de 2021 por acuerdo plenario”, si bien “entendemos que su extensión hasta el 31 de diciembre es necesaria para seguir aliviando, en la medida de las posibilidades municipales, la situación que está viviendo el sector de la hostelería y la restauración como consecuencia de esta crisis”.

El alcalde ha anunciado ambas medidas en una rueda de prensa en la que además ha informado que “la Corporación municipal y el personal eventual verán congelado su sueldo en 2021, renunciando de forma expresa a la subida salarial aprobada por el Gobierno de España”, cuyo porcentaje se sitúa en torno al 0,9%. No obstante, “aunque se congela el sueldo de políticos y asesores, el Ayuntamiento cumplirá las subidas salariales aprobadas para el personal municipal, tanto funcionarial como laboral”.

Toni Pérez ha recalcado que “los equipos de gobierno que he presidido desde 2015 se han caracterizado por la austeridad, en hacer más con menos, y por ello vamos a seguir con esa política, sobre todo en un momento tan difícil como este, en el que tantas personas lo están pasando mal”.

En este sentido, ha avanzado que “antes de que finalice el año vamos a gestionar una nueva oleada de ayudas de diferente índole”, en la línea de las ya articuladas para minimizar los efectos económicos de la Covid-19 en los hogares y el tejido productivo de la ciudad, como son: las ayudas a familias, al comercio al por menor, y a empresas, autónomos y pymes.

A preguntas de los periodistas, el alcalde ha aclarado en 2019 el Ayuntamiento liquidó cerca de medio millón de euros por la tasa por ocupación de mesas y sillas; unos ingresos que no llegarán el próximo año.

Toni Pérez ha recalcado que “hay tasas como la de la ocupación de mesas cuyo cobro se puede suspender”, pero no ocurre lo mismo con aquellas que tienen por objeto “cubrir el coste de un servicio”, como pueda ser la gestión de residuos. En cualquier caso, ha incidido en que “en los tramos que se nos permita por la Ley de Presupuestos Generales del Estado minorar la cuantía de las tasas o impuestos municipales, lo haremos"; de igual forma que “no habrá subida impositiva” en “los tramos en los que tengamos capacidad de congelación”.