La Biblioteca Central reactiva mañana el servicio de préstamo de libros mediante cita previa

Las instalaciones se reabrirán al público el 25 de mayo, con las limitaciones marcadas por el Gobierno de España
0
0
Imagen de archivo de la Biblioteca Central
Imagen de archivo de la Biblioteca Central

Coincidiendo con el inicio de la Fase 1 del plan de desescalada, la Biblioteca Central de Benidorm reactiva mañana lunes, día 11, el servicio de préstamos de libros, que se realizará mediante cita previa, según ha informado el alcalde, Toni Pérez. Además, también se prestará servicio de asesoramiento bibliográfico a aquellos estudiantes que lo precisen.

De este modo, los usuarios podrán solicitar una o varias obras a través de WhatsApp (628128849), correo electrónico (biblioteca@benidorm.org) o teléfono (965855098), y una vez localizados los libros solicitados se les citará para que puedan recogerlos en la biblioteca.  El asesoramiento bibliográfico se realizará también a través de estos canales.

Toni Pérez ha explicado que “por prevención y seguridad sanitaria, tal y como marca la Orden SND/399/2020 dictada ayer por el Gobierno de España, las obras consultadas o devueltas por los usuarios se depositarán en un lugar apartado y separadas entre sí durante al menos 14 días”.

Por lo que respecta a la reapertura al público de la red de bibliotecas, el alcalde ha señalado “se realizará de forma progresiva una vez se hayan adecuado las instalaciones para garantizar las medidas de higiene y seguridad sanitaria de trabajadores y usuarios, y atendiendo siempre a las directrices que establezca el Gobierno de España respecto a aforos y uso de dependencias y materiales”.

De este modo, está previsto que la Biblioteca Central, ubicada en la Plaza SS.MM. Reyes de España, abra al público el día 25 de mayo en horario de 09.00 a 15.00 horas de lunes a viernes; mientras que las bibliotecas de Rincón y Europea lo harán el 1 de junio con horario de 09.00 a 14.00 horas.

Esa reapertura estará marcada por la reducción del aforo, que quedará limitado a un tercio. Además, los usuarios podrán permanecer en las instalaciones de las bibliotecas como máximo una hora, tiempo en el que podrán hacer uso de los servicios de devolución, préstamo y lectura en sala. Sin embargo, en un primer momento no estará permitido el libre acceso a la colección, ni el uso de ordenadores y de los servicios de prensa y hemeroteca. En el interior de las instalaciones se respetará el distanciamiento social y se colocarán los elementos de señalización y seguridad necesarios.

Asimismo, el alcalde ha adelantado que “se está trabajando para acercar a las familias a través de las redes sociales las actividades que habitualmente se programan en la Biblioteca Central como cuentacuentos o talleres, para que de esta forma puedan disfrutar de esta oferta cultural desde sus domicilios”.