Benidorm logra 2,4 millones del programa Red.es para su proyecto de ‘Destino Turístico Inteligente y Sostenible’

El proyecto, valorado en 4 millones de euros, se desarrollará en dos años y permitirá avanzar en la transformación digital de la ciudad
0
0
Benidorm logra 2,4 millones del programa Red.es para su proyecto de ‘Destino Turístico Inteligente y Sostenible’
Benidorm logra 2,4 millones del programa Red.es para su proyecto de ‘Destino Turístico Inteligente y Sostenible’

El proyecto ‘Benidorm, Destino Turístico Inteligente y Sostenible’ presentado por el Ayuntamiento a la convocatoria de la entidad Red.es, lanzada por el Gobierno de España y financiado con fondos europeos, ha logrado una subvención de 2.413.835,24 euros. Así lo ha trasladado el alcalde, Toni Pérez, tras recibir la resolución definitiva de la convocatoria hecha pública hoy.

 

El alcalde ha recordado que el proyecto está valorado en 4.023.058,74 millones de euros y va a permitir “avanzar en la transformación digital en la que está inmersa Benidorm” con el objetivo de “convertirse en el primer Destino Turístico Inteligente certificado del mundo”. La concesión de esta subvención, por tanto, es “noticia importante y muy positiva para la ciudad y para el interés de todos, de residentes y de quienes nos visitan”.

 

Pérez ha explicado que el proyecto tiene carácter bianual, que la ayuda alcanzada cubre el 60% de la inversión para la implantación y desarrollo, y que el Ayuntamiento aportará en dos años el 40% restante -1.609.223,50 euros-. De hecho, el presupuesto municipal de 2018 recoge la mitad de esa inversión -804.611,75 euros, mientras que la otra mitad se aportará en las cuentas de 2019.

 

El alcalde ha manifestado que en la transformación digital en la que incide este proyecto “el Ayuntamiento trabaja de la mano de empresas que nos prestan sus pilotos o servicios –como es el caso de Inteligencia Turística-, con la implicación máxima de Visit Benidorm y de los técnicos municipales, y junto con el Ente Gestor del DTI”.

 

Por otra parte, ha significado que en el último año Benidorm ha logrado subvenciones de fondos europeos por importes superiores a los 16 millones de euros. Así, además de los recursos del programa Red.es, se han obtenido 10 millones de euros para implementar la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrador (EDUSI); cerca de 2 millones para los planes de empleo EMCUJU y EMPUJU con las que se ha procedido a la contratación de más de un centenar de jóvenes menores de 30 años; y alrededor de 2,1 millones para la creación del anillo ciclista de Levante y la consolidación y puesta en valor de El Castell y El Tossal de la Cala.

 

En este sentido, ha señalado que la obtención de todos estos fondos es el resultado de la línea emprendida en el año 2015 y que se basa en “trabajar para presentar proyectos sólidos” con los que optar a las convocatorias de ayudas que lancen las diferentes administraciones; una tarea en la que “anteriormente Benidorm estaba en el furgón de cola”.

 

El proyecto ‘Benidorm, Destino Turístico Inteligente y Sostenible’ ha logrado una puntuación de 7,72 puntos, siendo la quinta mejor valoración de las 24 administraciones beneficiarias de esta convocatoria de Red.es.

 

Detalles del proyecto

El proyecto ‘Benidorm, Destino Turístico Inteligente y Sostenible’ pivota sobre cuatro ejes: Gestión inteligente, Playas inteligentes, Sostenibilidad y eficiencia energética, y Satisfacción turística y ciudadana. La inversión prevista para el eje de Gestión Inteligente asciende a 1.538.844,61 euros; mientras que las Playas Inteligentes se reservan 984.584,60 euros. Las acciones de Sostenibilidad y eficiencia energética tienen un presupuesto de 938.555,21 euros, y 333.354,01 euros se prevén para Satisfacción turística y ciudadana. Por último, hay una dotación de 227.720,31 euros para gastos de auditoría, seguimiento, comunicación y evaluación, exigidos por la convocatoria.

 

La implantación del proyecto permitirá obtener resultados específicos a nivel turístico como son: mayor competitividad y mejora del posicionamiento turístico; mejora de la experiencia del turista antes, durante y después del viaje; incremento de la calidad de vida de los turistas y también de los residentes; mejora de la accesibilidad universal; y mejora de la conectividad entre turistas, residentes, empresas y servicios. Pero además, en el ámbito medioambiental posibilita una gestión de la calidad del agua de las playas con un menor impacto ambiental, beneficios en la movilidad y la seguridad, y prevención a través de alertas; mientras que a nivel económico y cultural se generan nuevos nichos de empleo, se impulsa la creación de nuevos modelos de negocio y se da una puesta en valor del comercio, de la industria local y del patrimonio cultural y arquitectónico para su preservación.