Un año más, la Mare de Déu del Sofratge es hallada entre cenizas en la playa de Benidorm

Francisco Amillo, pregonero 2019, repasa las anécdotas de la historia de las fiestas Benidorm
0
0
Un año más, la Mare de Déu del Sofratge es hallada entre cenizas en la playa de Benidorm
Un año más, la Mare de Déu del Sofratge es hallada entre cenizas en la playa de Benidorm

El Parque de Elche, en el Paseo de Poniente, congregó ayer tarde a miles de personas en la recreación del Hallazgo de la Mare de Déu del Sofratge que, como todos los años, desde 1971, pone en escena la Asociación Cultural Recreativa ‘La Barqueta’, sobre un texto de Pere Mari Orts i Bosch y en el que han participado más de medio centenar de personas.

Un año más, el pueblo de las gentes del mar que fue Benidorm y gracias a ‘La Barqueta’ que preside Francisco Llorens, ‘Paco Rosera’, se ha reencontrado con su patrona entre las cenizas de un llondro naufragado en su playa.

Tras la escenificación del Hallazgo, llegó la hora de la romería que, desde el Parque de Elche recorrió el Paseo de la Carretera, Alamenda y calle Mayor para terminar en la plaza de Sant Jaume donde se ha confeccionado un mural con ramos de flores. Más de 300 asociaciones culturales y festeras de la ciudad han participado en el acto más multitudinario del primer día de las Festes Majors Patronals, entre ellas las peñas integradas en  la Associació de Penyes ‘Verge del Sofratge’, las no asociadas, casas regionales, colectivos sociales, mayorales, mayorales de honor y, como no, el abanderado 2019 y su familia, Vicente Berenguer.

Tras la ofrenda floral, en el escenario, la Reina Infantil, Paula Mayor, recitó el verso a la Mare de Déu del Sofrate y la Reina Mayor, Marina Carrillo, se dirigió a los asistentes para destacar la importancia de sus fiestas para toda la ciudad de Benidorm. Marina  emocionó a los asistentes con las muestras de afecto y cariño que dedico a Paula por “su dulce inocencia, espontaneidad” y el “maravilloso año” que han vivido juntas.

Francisco Amillo, pregonero

A continuación, el pregonero de este año, Francisco Alegre Amillo, historiador y catedrático jubilado del IES Beatriu Fajardo de Mendoza, y también abuelo de Paula Mayor, quien anunció, como lo hacían antaño los pregoneros en los pueblos que “per ordre del senyor alcalde” Benidorm vive sus Festes Majors Patronals.

La lluvia que amenazó durante toda la tarde amagó con descargar, pero las gotas no desanimaron al público, ni al pregonero que repasó, a base de anécdotas los 135 años de fiestas en noviembre, o los 160 de mayorales, o los 111 de venta de lotería de Navidad para sufragar la fiesta. Tras sus palabras, el alcalde, Toni Pérez, le impuso la insignia conmemorativa.

El presidente de la Comissió, Roberto Carretero, tomó a continuación la palabra para “agradecer el gran honor” recibido este año de “representar la fiesta de Benidorm en la que hemos vivido momentos inolvidables”. Carretero agradeció el apoyo de las concejalías de Fiestas y Cultura, y también el del presidente a perpetuidad de la Comissió, Paco Rosera.

Toni Pérez fue el encargado de cerrar el acto recordando la experiencia vivida junto a Alegre Amillo durante la construcción del Beatriu Fajardo de Mendoza, hace caso 20 años y, haciendo suyas las palabras del pregonero finalizó diciendo que “per ordre del senyor alcalde, ja estem en Festes”.

El acto finalizó con un espectáculo pirotécnico desde la plaza de la Senyoria.