Localizada en El Tossal un ánfora ceremonial que pudo usarse en la fundación del ‘castellum’

La vasija, de cerca de un metro de longitud, fue localizada en una de las nuevas estancias en excavación y se ha trasladado a la Universidad de Alicante para conocer su contenido
0
0
Localizada en El Tossal un ánfora ceremonial que pudo usarse en la fundación del ‘castellum’
Localizada en El Tossal un ánfora ceremonial que pudo usarse en la fundación del ‘castellum’
Los arqueólogos creen que podría ser de fábrica gaditana

La última fase de las excavaciones del proyecto de ‘Intervención arqueológica en el Castellum del Tossal de La Cala’ se ha saldado con un hallazgo inesperado, de relevancia y gran valor histórico y arqueológico: un ánfora ceremonial de cerca de un metro de longitud que ha sido localizada intacta y que pudo usarse en el rito de fundación del fortín romano. Así lo han trasladado los arqueólogos responsables del proyecto, que han exhumado el ánfora para trasladarla a la Universidad de Alicante dónde se estudiará su contenido.

El ánfora fue localizada días atrás en la base de un muro, junto a la muralla de la parte occidental del yacimiento; la zona, hasta la fecha, menos excavada. El alcalde, Toni Pérez, y la concejal de Patrimonio Histórico, Ana Pellicer, han presenciado el proceso de extracción de la pieza que se ha completado esta mañana.

Así, tras haber excavado previamente el ánfora y limpiado la tierra circundante, los arqueólogos han procedido al ‘engasado’ de la boca, empleando vendas hidrófilas impregnadas en consolidante. Este proceso ha permitido exhumar tanto el ánfora como el plato llano ubicado en la boca de la misma, a modo de tapón.

Jesús Moratalla, codirector de la excavación junto a la profesora Feliciana Sala, ha indicado que a falta de analizar con más detenimiento la vasija, todo indica que “sería de fábrica gaditana” y estaría datada en el siglo I antes de Cristo. Moratalla ha explicado que por el lugar en el que ha sido localizada “todo hace pensar que se habría utilizado en el rito fundacional del ‘castellum’”. Mediante este rito, ha proseguido, “los constructores del fortín rogaban a los dioses que fueron benevolentes con las personas que iban a habitarlo”. Generalmente, en señal de ofrenda, se llenaban las ánforas con vino o ‘garum’ –salsa de pescado-.

Moratalla ha señalado que el estudio que se realizará ahora en el laboratorio de la Universidad de Alicante permitirá confirmar el contenido del ánfora. 

El alcalde ha recordado que estas excavaciones se enmarcan en el proyecto de ‘Intervención arqueológica en el Castellum del Tossal de La Cala’, que está financiado con fondos europeos dentro de la línea de ayudas para la protección o recuperación del patrimonio cultural valenciano del Programa Operativo FEDER 2014-2020. Un proyecto orientado “a poner en valor nuestro pasado y a coser y tejer la historia de Benidorm”, y que incluye la realización de un pequeño centro de recepción de visitantes e interpretación del ‘castellum’, en el que se expondrá la importancia del fortín durante las Guerras Sertorianas, por lo que “aportará gran valor didáctico”.

Pérez ha resaltado que “llegamos con un compromiso: ofrecer al mundo todo lo que entraña la mejor ciudad del mundo”, y ha añadido que en breve el yacimiento “será visible y visitable”.

En la actual campaña de excavaciones han aflorado un bastión y una batería de estancias, circundando el cerro y hasta la muralla, quedando una zona central expedita, junto a unas zonas aterrazadas. Además, se han descubierto estructuras complementarias, otra posible entrada al fortín, mucho material cerámico y alguno metálico –concretamente, dos clavos, una sonda espatulada y un fragmento de cuchillo-. Asimismo, se han detectado más trazados de muralla bajo las edificaciones existente en la actualidad.