Benidorm inicia los trámites para registrar su colección arqueológica, que incluye piezas del Neolítico hasta el siglo XX

El pleno aprobará una moción para remitir a Conselleria este catálogo de bienes, compuesto por 570 fichas
0
0
Benidorm inicia los trámites para registrar su colección arqueológica, que incluye piezas del Neolítico hasta el siglo XX
Benidorm inicia los trámites para registrar su colección arqueológica, que incluye piezas del Neolítico hasta el siglo XX

El registro permitirá obtener ayudas para su conservación y más fondos para seguir inventariando el resto del material

El Ayuntamiento de Benidorm aprobará en el próximo pleno una moción de la concejal de Patrimonio Histórico, Ana Pellicer, para iniciar los trámites que permitan registrar la Colección municipal de bienes muebles arqueológicos en el Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano. Una “impresionante colección arqueológica” que incluye “piezas que abarcan desde el Neolítico hasta el siglo XX” y que “proceden de diferentes donaciones o excavaciones arqueológicas”, según ha explicado Pellicer. 

La edil ha indicado que “buena parte de la colección ha sido cataloga e inventariada”. “Fruto de ese exhaustivo trabajo –ha detallado-, la Concejalía de Patrimonio Histórico ha elaborado un completo catálogo, compuesto de 570 fichas, que vamos a remitir a la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte para que lo incluya e inscriba en el Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano dentro de la sección de Bienes muebles de relevancia patrimonial”.

Esta inscripción posibilitará el acceso a ayudas y subvenciones que “contribuyan al mantenimiento y restauración de las piezas de esta colección”. Además estos fondos permitirán también “proseguir con las labores de catalogación del material pendiente de inventariar”.

Entre las piezas más antiguas de la colección destacan un hacha de doble faz y una azuela del Neolítico”, así como una olla de la Edad de Bronce –datada entre el 1800 y el 1600 antes de Cristo-, piezas cerámicas como un ‘kilix’ –copa para vino-, y una lámpara ática de finales del siglo IV o principios del siglo III antes de Cristo. Destacan también las piezas de época ibérica, entre ellas una cabeza de león que remataría una escultura y que “es sin duda, una de las piezas más llamativas de la colección”. De la época romana “sobresalen un cepo de más de 2 metros y 350 kilos, probablemente el más grande de la provincia, que debió pertenecer a una embarcación de gran cabotaje; y un ánfora fabricada en la Península entre los siglos II y I antes de Cristo”. Completan el recorrido histórico piezas de la etapa musulmana y cristiana.

Pellicer ha apuntado que “el grueso de la colección lo componen las monedas, con más de 1.000 ejemplares de distintos periodos históricos, desde la época romana hasta el reinado de Alfonso XIII, con algunas rarezas como macuquinas de los siglos XVI y XVII acuñadas en las zonas de producción de plata de ultramar como Potosí o Lima”.

En definitiva, “se trata de una colección de gran interés, no solo en el ámbito patrimonial, sino también como un valor añadido a la oferta turística complementaria de nuestro municipio”.

La concejal ha subrayado que “la inscripción y registro de esta colección sigue la línea de impulso y puesta en valor de nuestro patrimonio histórico, que en los últimos años hemos desarrollado con recursos propios y también con fondos estatales y europeos”, con acciones como la consolidación de la Torre de les Caletes, la actuación arqueológica en El Castell, y la excavación y musealización de El Tossal de La Cala.