Benidorm amplía los dispositivos semafóricos para personas sordociegas

En dos años se han instalado 108 pulsadores, mejorando la accesibilidad en pasos de gran afluencia peatonal
0
0
Benidorm amplía los dispositivos semafóricos para personas sordociegas
Benidorm amplía los dispositivos semafóricos para personas sordociegas

El Ayuntamiento de Benidorm ha ampliado el número de dispositivos semafóricos adaptados para personas sordociegas, mejorando así la movilidad y accesibilidad a ciudadanos con algún tipo de discapacidad. El alcalde, Toni Pérez, ha informado que en “la última fase de implantación se han instalado 36 pulsadores en puntos de gran afluencia peatonal como el cruce de las calles Tomás Ortuño, Ondulada y Urano; la intersección de las avenidas Comunidad Europea, Europa y Comunidad Valenciana; y el cruce de la avenida de Europa con la calle Gerona”.

Pérez ha señalado que “con estos nuevos dispositivos son ya 108 los pulsadores que hemos instalado en los últimos dos ejercicios presupuestarios en una clara apuesta por avanzar hacia la accesibilidad universal y siempre con el objetivo de hacer de Benidorm una ciudad mucho más confortable para toda la ciudadanía”.

El alcalde ha comprobado el funcionamiento de los nuevos dispositivos junto al director de la ONCE en Benidorm, Carlos Carrazoni; y los concejales de Movilidad y Bienestar Social, José Ramón González de Zárate y Ángela Llorca, tras mantener un encuentro de trabajo con los responsables de la entidad.

A este respecto, Pérez ha destacado que a la hora de implantar nuevos dispositivos para personas con discapacidad visual y/o auditiva o de ejecutar obras de eliminación de barreras arquitectónicas “la ONCE colabora con el Ayuntamiento”. Así, “nos orienta y nos marca dónde hay que intervenir” porque existe una necesidad de mejorar la movilidad universal; sugerencias que también realizan otros colectivos como el Consejo Vecinal, que en su momento pidió la implantación de estos dispositivos en el cruce de las avenidas Alfonso Puchades y Andalucía.

El director de la ONCE, por su parte, ha indicado que desde el Ayuntamiento “se han atendido nuestras sugerencias”, actuándose en zonas en las que había “más dificultades de accesibilidad o puntos con más riesgos para circular”. Carrazoni ha manifestado que “para nosotros es un logro la mejora continua de la accesibilidad” porque redunda “en nuestra calidad de vida” y “nos permite ser un ciudadano más y poder desplazarnos igual que otra persona sin tener que ir solventando obstáculos”.

El alcalde ha subrayado que en 2018 se va a seguir apostando por “la accesibilidad universal” porque “es un eje fundamental de nuestro proyecto político”, y porque además ese eje “se enmarca en el Destino Turístico Inteligente”, fundamentado en los principios de accesibilidad, sostenibilidad, innovación y tecnología marcados por la Organización Mundial del Turismo”. “Nuestra vocación –ha añadido- es garantizar la mayor y mejor movilidad de nuestros vecinos y vecinas”, y “hacer una escucha activa” de las sugerencias y aportaciones que realicen “las personas o colectivos que quieren mejorar Benidorm”.