Hidraqua emplea por primera vez en Benidorm una tecnología pionera en la renovación de conducciones sin hacer obras

0
0
Hidraqua emplea por primera vez en Benidorm una tecnología pionera en la renovación de conducciones sin hacer obras
Hidraqua emplea por primera vez en Benidorm una tecnología pionera en la renovación de conducciones sin hacer obras

Las nuevas tecnologías también han llegado a las canalizaciones de Benidorm. El Ayuntamiento de Benidorm, a través de su concesionaria de abastecimiento de agua y alcantarillado (Hidraqua), es el primero de la Comunidad Valenciana en emplear un sistema innovador de tecnología alemana para reparar conducciones sin necesidad de realizar obras y de abrir zanjas en la vía pública.

La primera obra en la que se ha trabajado con el nuevo sistema es el colector de pluviales del Paseo de Colón, dañado por la tromba de agua caída el pasado 7 de septiembre. La sobrecarga que soportó el colector de pluviales del Paseo de Colón reventó la tubería y abrió una brecha longitudinal a lo largo de casi toda la conducción. Para repararlo no se ha recurrido al sistema tradicional, sino que se ha introducido una manguera de poliéster de fibra de virio de 5,9 mm de espesor, a la que posteriormente se le ha dado volumen con una luz ultravioleta.

El colector tiene un diámetro de 700 mm y una longitud de 210 metros. Este procedimiento se ha utilizado por primera vez en la ciudad de Barcelona y ahora en Benidorm. El concejal del Ciclo del Agua, José Ramón González de Zárate, ha destacado los beneficios que reporta un sistema que “evita molestias a vecinos, comercios y restaurantes, no altera el tráfico de la vía pública y reduce de forma considerable el tiempo de las obras. Normalmente,-explicó-, hubiésemos tardado dos meses en resolver esta avería abriendo la calzada, reponiendo la conducción y volviendo a cerrar todo. Con este sistema apenas se ha tardado 2 días y sin mayores molestias, sin que los vecinos o transeúntes hayan tenido que soportar ruidos, polvo e incomodidades”. Indicó que con el sistema tradicional, se hubiese visto afectado el acceso al Club Náutico de Benidorm y a la Playa del Mal Pas, alterando incluso alguno de los actos programados en las próximas Fiestas Mayores Patronales.

Las ventajas del nuevo sistema de rehabilitación de colectores no acaban en la rapidez y en la eliminación de molestias para los ciudadanos. González de Zárate destacó también el importante ahorro que proporciona. La reparación ha costado cerca de 100.000 euros, mientras que con el sistema tradicional, el coste económico incluyendo la mano de obra, hubiese superado los 240.000 euros. De Zárate concluyó que las ventajas de esta tecnología “son numerosas e impresionantes, y abren una nueva etapa en la reparación de la red de alcantarillado y de aguas pluviales”.

El delegado de Hidraqua, Javier Díez, subrayó la decidida apuesta de su compañía por Benidorm, “donde estamos implantando todas las nuevas tecnologías que se incorporan al sector,-dijo-, para mejorar de forma continua el servicio y la atención al ciudadano, causando las menores molestias posibles en las obras públicas”.

Díez explicó con detalle las características de este sistema. Después de un trabajo previo de preparación interior del tubo, se introduce la manguera por la conducción y acto seguido se hincha mediante aire a presión. La última fase del procedimiento consiste en lo que los técnicos denominan “cura de la manga mediante luz ultravioleta”. Consiste en introducir un carro que incorpora lámparas con luz ultravioleta, y que recorre la manguera por dentro de un extremo a otro, a pequeña velocidad. El proceso de curado se controla mediante la visualización en un monitor de la imagen de la cámara de TV que lleva el carro de traslación.