La Conselleria de Medio Ambiente impide utilizar agua marina en los lavapiés de la playa de Poniente

0
0
La Conselleria de Medio Ambiente impide utilizar agua marina en los lavapiés de la playa de Poniente
La Conselleria de Medio Ambiente impide utilizar agua marina en los lavapiés de la playa de Poniente

Marcet ha recordado que las obras del Paseo de Poniente, que terminaron en el verano de 2012, obligaron a eliminar provisionalmente la bomba que estaba situada debajo de uno de los miradores, por lo que el tramo de lavapiés afectado se conectó a la red de agua potable “como una solución temporal y con el visto bueno de todas las administraciones implicadas”.

El concejal ha explicado que el proyecto del Paseo de Poniente contemplaba ubicar la estación de bombeo en un lugar que, tras realizar las pertinentes comprobaciones y análisis clínicos, el agua subterránea que se iba a utilizar no tenía la calidad óptima, por lo que se descartó. “Se estuvieron haciendo catas durante 2012 y 2013 y, finalmente se decidió que el lugar que reunía las condiciones para extraer el agua era la playa del Mal Pas”, ha indicado el edil. Se redactó el presupuesto para construir esta estación y la canalización por el paseo de Colón hasta el parque de Elche, que ascendía a 101.467,47 euros.

El dirigente local ha revelado que posteriormente se pidió autorización a Costas, organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, quien “tras varios meses de trámites y papeleo” puso una nueva condición, y exigió que la decisión fuera aprobada en el pleno municipal, lo que ocurrió el pasado 30 de junio de 2014. Marcet ha lamentado que “por desgracia, este problema no ha terminado ahí”. En este sentido ha indicado que este organismo estatal también remitió la información a la Conselleria de Medio Ambiente para que se pronunciara.

“Nuestra sorpresa ha sido conocer, por vía no oficial, que la Conselleria exige que realicemos una Evaluación de Impacto Ambiental, un trámite administrativo muy complejo que contempla fases de exposición al público, alegaciones y recursos, nos impide que acometamos los trabajos de forma inminente, y que obligará a continuar usando agua potable mientras se desarrolla, aproximadamente un año más”, ha lamentado.

Marcet ha subrayado que la Generalitat Valenciana “no tenía competencias en materia de ordenación de playas, donde Costas era la competente, pero en mayo de 2013 aprobó el Plan de Acción Territorial Forestal de la Comunidad Valenciana (PATFOR), que califica por primera vez a nuestras playas como ‘zona forestal’, y por lo tanto pasa a regularlas y obliga a realizar esta evaluación de impacto ambiental”.

El concejal ha apuntado que el Ayuntamiento de Benidorm, se anticipó a lo que podía venir y se opuso al PATFOR, presentando alegaciones en dos ocasiones, siendo concejales de Urbanismo Jaime Llinares y Juan Ángel Ferrer. En ellas se calificaba de “documento perfectamente prescindible” el PATFOR y se pedía que no se calificara como forestal el suelo no urbanizable existente desde la autopista hacia el mar.

El Ayuntamiento cumple con su responsabilidad
“Después de meses de un intenso trabajo hemos solucionado una situación realmente compleja para poder dotar a los lavapiés de Poniente de agua marina: tenemos el lugar, el presupuesto y el acuerdo plenario que nos exigía Costas, pero la Generalitat nos pone más problemas que van a causar un grave perjuicio medioambiental”, ha apuntado.

Marcet ha señalado que el consumo de agua potable de los lavapiés no es excesivo -el equivalente al de 100 viviendas durante un año- pero esta solución era “provisional” para el periodo en el que duraban las obras, que era un momento en el que “había excedente de recursos hídricos”. “Ahora estamos en una situación de ausencia de lluvias, lo que provoca escasez de este bien, y nos preocupa que no podamos llevar a cabo la solución por culpa de la administración autonómica”, ha añadido.

El concejal ha anunciado que desde el Ayuntamiento de Benidorm se va a “agilizar al máximo” la tramitación de la evaluación de impacto ambiental para poder actuar cuanto antes.

La irresponsabilidad del PP
Pepe Marcet ha pedido por último responsabilidad a “todos los grupos políticos de Benidorm, en especial al Grupo Popular”. El edil ha lamentado que “una vez más en lugar de ponerse al lado de su ciudad en un tema tan sensible como el agua, intenten hacer política e culparnos al Gobierno local de algo que ha hecho mal su propio partido”. Marcet ha recordado que otra administración gobernada por el PP, la Confederación Hidrográfica del Júcar, desembalsó recientemente 9 hectómetros cúbicos de agua de los embalses del Amadorio y Guadalest. “Esa cantidad sí que es realmente elevada, ya que con ella podría darse suministro a Benidorm durante todo un año”, ha apuntado. “No son quién para dar lecciones, y menos de ahorro de agua”, ha finalizado.