El concejal de Deportes responde a las acusaciones del grupo Liberales

0
0

La conocida situación económica actual, ponía en peligro la apertura de las instalaciones de la piscina municipal ante la falta de socorristas, con el consiguiente perjuicio para los ciudadanos que cada año utilizan estas instalaciones tanto para su asueto como para la realización de cursillos de aprendizaje y natación terapéutica. Por ello se llegó a un acuerdo con Rojúser, la empresa concesionaria del socorrismo de Benidorm, para que se hiciese cargo del servicio de la piscina municipal a cambio del cobro de las tasas a los usuarios (2 euros adultos y 1 euro niños).

Hay que recordar que el servicio de socorristas en la piscina municipal, costó a las arcas municipales, en los últimos seis años más de 112.000 euros, (24.346,87 el año 2006, 20.025,00 el 2007, 19.968,87 el 2008, 24.396,00 el 2009, 19.080,00 el 2010 y 8.664,09 el 2011). Por tanto durante el 2012 el coste del socorrismo en la piscina municipal de la Ciudad Deportiva Guillermo Amor será de cero euros, manteniéndose el mismo servicio para los usuarios de la instalación. “Estamos demostrando que sabemos gobernar en tiempos de crisis, a no ser que usted quiera que se siga despilfarrando como en años anteriores”, acabó diciendo el concejal de Deportes.