Ferrater en Benidorm: “tuve la suerte de convencer con mi propuesta para Poniente y una década después mantiene su validez”

Las maquetas del Paseo de Poniente de Benidorm se han exhibido en el Centro Pompidou y el MOMA
0
0
Ferrater en Benidorm: “tuve la suerte de convencer con mi propuesta para Poniente y una década después mantiene su validez”
Ferrater en Benidorm: “tuve la suerte de convencer con mi propuesta para Poniente y una década después mantiene su validez”

En la segunda sesión ‘Benidorm, una visión’ que ha organizado el Ayuntamiento de Benidorm con motivo de la Semana de la Arquitectura, en colaboración con el Colegio Territorial de Arquitectos de Alicante, el doctor arquitecto Carlos Ferrater ha disertado sobre la proyección de su obra y la vitalidad del Paseo de Poniente de que, una década después, “no cambiaría nada porque ha cumplido todos sus objetivos”.

Ferrater concitó a profesionales de la arquitectura y vecinos que junto a miembros de la corporación acudieron a la conferencia programada. El premio nacional de Arquitectura 2009 comenzó destacando que “tuve la suerte de convencer con mi propuesta” y al analizarla una década después “mantiene su validez”.

Defendió el urbanismo de Benidorm y el modelo urbanístico implantado proclamando que “Benidorm es el lugar urbanísticamente más sostenible del Mediterráneo y probablemente del mundo” y manifestando su satisfacción por haber dejado su impronta “en una ciudad que ocupa muy poco territorio y que no lo ha sellado”.

Habló con vehemencia sobre la importancia de los frentes marítimos de las ciudades y sentenció que “no son nada si no tienen detrás toda una ciudad” situando a Benidorm en el conjunto urbanístico de Barcelona, Tel Aviv, Túnez o Copacabana/Río de Janeiro.

Y habló del Paseo de Poniente de Benidorm como “evolución de la malla” y de su proceso de génesis para el Botànic de Barcelona y el paso adelante sobre las formas de la geometría euclídea a formas orgánicas. Narró el proceso “de lápiz y cúter para configurar las formas” del paseo inspirado “en la anatomía del brazo, de Leonardo da Vinci” buscando que además de transitable “fuera un lugar de relación y contemplación entre lo natural, la playa y el mar, y lo artificial, la ciudad: un espacio que juega con las formas de la naturaleza”.

Explicó la forma de elección de los materiales, todos relacionados con el territorio “buscando atender la tradición cultural de Benidorm y sus alrededores” y explicó que el paseo en sí “es como una cáscara de doce centímetros de hormigón blanco, flexible y extraordinariamente resistente revestida en superficie de cerámica, que evoluciona e interacciona con el entono”. Encierra una galería de servicios que nunca contempló, dijo, como aparcamiento porque, insistió: “si el vehículo no era allí un problema, ¿por qué llevarlo?”.

Explicó que se hicieron pruebas aerodinámicas para estudiar el comportamiento del nuevo frente y hasta balance de arena durante su construcción.

Confesó Ferrater sentirse muy orgulloso de esta paseo, para el que tiene ideas sobre su continuidad hasta el Paseo tamarindos, concluyendo con su satisfacción “por esta reflexión diez años después.

Toni Pérez, agradeció las reflexiones del arquitecto y recordó el proceso constructivo en una etapa en que él era portavoz del equipo de Gobierno y González de Zárate concejal de Urbanismo; las reacciones de los vecinos, antes y después, y la realidad del mismo que en estos momentos es “el principal aliciente de la zona de Poniente” y que con el paso de los años ha dado atractivo y funcionalidad al entorno. Refirió el alcalde los comentarios de entonces sobre el poder ver el mar desde las terrazas cuando junto al paseo existían aparcamientos, cuatro carriles de circulación, con seto entre ellos y una barandilla sólida rematando el conjunto frente a la realidad de hoy “de un carril bici, otro de tránsito rodado y un paseo abierto que sólo limita una delgada barandilla” que Ferrater bautizó como “modelo arpa”.

Carlos Ferrater señaló que uno de los mayores logros de su carrera y del que se siente más orgulloso es la ‘Medalla de la Ciudad de Benidorm’ porque llega de colectivos ciudadanos y desde el Ayuntamiento.                            

Previo a la conferencia, el arquitecto municipal José Luís Camarasa, activo colaborador de Ferrater y Xavier Martí desde el principio del proyecto ofició de arquitecto guía en una visita de arquitectos colegiados del Colegio Territorial de Alicante tanto al Paseo de Poniente como a la 4ª planta del ayuntamiento de Benidorm donde se localizan las dependencias de los departamentos de Urbanismo e Ingeniería así como la Smart Office, cuya operatividad conocieron en la visita.

Desde la Vocalía de Cultura del Colegio de Arquitectos se va a apostar por estas visitas ilustrativas del valor arquitectónico de Benidorm, confirmó la concejal Lourdes Caselles.