El nuevo contrato del servicio público de préstamo de bicicletas incluirá la implantación de bicicletas eléctricas

Se espera incrementar así el uso de este medio de transporte y llegar a los 9.000 abonos
0
0
El nuevo contrato del servicio público de préstamo de bicicletas incluirá la implantación de bicicletas eléctricas
El nuevo contrato del servicio público de préstamo de bicicletas incluirá la implantación de bicicletas eléctricas

El pliego de condiciones está en fase de fiscalización y prevé que la concesión sea por 8 años.

El nuevo contrato del servicio de gestión pública de bicicletas de Benidorm incluirá el préstamo de bicicletas eléctricas además de mecánicas. Así se recoge en el pliego de condiciones elaborado por los técnicos del área de Ingeniería y que “se encuentra en fase de fiscalización”, según ha avanzado el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate.

De Zárate ha recordado que “hasta la fecha este servicio estaba incluido dentro del contrato de conservación y explotación de mobiliario urbano. No obstante, dadas las características específicas de este servicio de préstamo de bicicletas y en atención a la actual Ley de Contratos del Sector Público hemos decidido separar el actual contrato en dos lotes”. 

A la hora de redactar el pliego del contrato, se ha tenido en cuenta la nueva concepción de la ciudad en torno a la bicicleta, buscando el fomento de su uso como medio de transporte sostenible. “Para ello, y una vez que contamos con una red de más de 80 kilómetros de carriles-bici, ciclovías y ciclosenderos, es fundamental facilitar su uso a todos los segmentos de la población, tanto residentes como visitantes de cualquier edad, y de ahí que se vaya a exigir que además de las bicicletas mecánicas el servicio incluya la posibilidad de utilizar eléctricas”. De hecho, el objetivo es alcanzar los 9.000 abonos.

“Además de los criterios de sostenibilidad, en el pliego también se ha prestado especialidad atención a la inversión en nuevas tecnologías, en concordancia con el Plan de Acción de la Energía Sostenible (PAES), el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y el Plan Director Benidorm DTI”.

El edil ha asegurado que “se trata de un contrato exigente y ambicioso con el que pretendemos tener el mejor servicio y el más beneficioso para el interés general de la ciudad, tanto desde el punto de vista de la sostenibilidad como económico”. Así, se va a exigir a las empresas que tengan experiencia en gestionar este servicio en ciudades de más de 70.000 habitantes y con al menos una dimensión de 200 bicicletas. Ese es el número de bicicletas mecánicas que deberá tener el servicio en Benidorm, a las que se sumarán al menos 50 eléctricas. “Una de las mejoras a las que se dará mayor puntuación es al incremento de bicicletas eléctricas por encima de ese mínima”, ha apuntado De Zárate. 

Los licitadores deberán presentar un proyecto de implantación que incluya: propuesta de volumen de bicicletas y estaciones de anclaje, de plataforma de gestión e información y atención al usuario, plan de mantenimiento de elementos mecánicos y de sistemas TIC, plan de limpieza y proyecto logístico.

De Zárate ha informado que “según las estimaciones y valoraciones hechas por los técnicos municipales, la concesión debe ser de al menos 8 años”.