El Museo Boca Calvari exhibe hasta el 20 de enero más de 500 objetos del patrimonio legado por la coleccionista Cristina Boissie

0
0
El Museo Boca Calvari exhibe hasta el 20 de enero más de 500 objetos del patrimonio legado por la coleccionista Cristina Boissie
El Museo Boca Calvari exhibe hasta el 20 de enero más de 500 objetos del patrimonio legado por la coleccionista Cristina Boissie

El Museo Boca Calvari abre sus puertas a la exposición que exhibe una primera selección del ingente patrimonio legado a la ciudad por la coleccionista francesa Cristina Boissie Charpentier. La concejal de Patrimonio Histórico, Ana Pellicer, ha presentado la exposición junto al alcalde de Benidorm, Toni Pérez y varios miembros de la corporación municipal, explicando que “esta muestra es la primera de las que vamos a organizar para acercar a la ciudadanía el importantísimo legado que Cristina Boissie ha entregado a Benidorm, que es fruto de toda una vida dedicada al arte y a la etnografía, y que nos ha llegado en un estado inmejorable de conservación, gracias al mimo y al cuidado que ella ha puesto en la preservación de todas y cada una de las miles de piezas que ha donado al Ayuntamiento y que tras la exposición estarán ubicadas en l’Hort de Colón de forma definitiva”. 

El alcalde Toni Pérez ha querido agradecer a la coleccionista francesa su generosidad con la ciudad y ha recordado que la donación está conformada por toda la biblioteca familiar de Cristina Boissie, su patrimonio y de decoración, así como la colección de óleos y dibujos de su marido, el pintor sevillano Francisco Díaz.  

La exposición se distribuye entre la planta baja y las dos superiores del Museo Boca Calvari y “constituye un recorrido por la historia, la cultura y los usos y costumbres de Europa entre los siglo XVII y XX a través de todos los objetos, libros y obras pictóricas que Cristina Boissie y previamente sus antepasados fueron recopilando y adquiriendo en diferentes lugares del continente”, ha apuntado la concejal.  

En la planta baja del museo se exhiben algunos de los muebles más emblemáticos de la colección de Cristina Boissie entre los que se encuentran un mueble de sacristía, un cabecero confeccionado a partir de un retablo religioso del siglo XVIII, así como la fantástica colección de relojes de mano. 

En las dos plantas se han dispuesto vitrinas temáticas en las que pueden verse juegos infantiles, cerámicas y azulejos de los siglos XVII al XIX, utensilios de cocina, vestimentas centenarias, piezas decorativas, muebles propios del ejercicio profesional de la medicina o la joyería, instrumentos musicales, objetos vinculados al aseo y cuidado personal, herramientas de carpintería o trabajo agrícola, y algunos de los ejemplares más antiguos de la biblioteca legada. Además, se exhiben también obras pictóricas de Francisco Díaz de diferentes etapas creativas.

La exposición podrá visitarse hasta el próximo 20 de enero en el horario habitual del museo, de martes a domingo de 10.30 a 13.30 horas y de 17.00 a 20.00 horas.