Hacienda plantea cambiar la ordenanza para asegurar que las empresas de eventos paguen por usar el campo de fútbol Guillermo Amor, la Plaza de Toros o L’Aigüera

0
0
Hacienda plantea cambiar la ordenanza para asegurar que las empresas de eventos paguen por usar el campo de fútbol Guillermo Amor, la Plaza de Toros o L’Aigüera
Hacienda plantea cambiar la ordenanza para asegurar que las empresas de eventos paguen por usar el campo de fútbol Guillermo Amor, la Plaza de Toros o L’Aigüera

Caselles y el concejal de Eventos, José Ramón González de Zárate, han indicado que es “una modificación a la baja de lo que había”, y han añadido que el objetivo es hacer que la ordenanza sea “realista” y que “el cobro del precio que se fije sea viable” -a diferencia de lo que ocurría hasta ahora-. Y todo ello sin que ese precio suponga una cortapisa para que los empresarios de eventos quieran trabajar en Benidorm.

De Zárate ha desvelado que “hay muchos informes de Tesorería que indican que hasta ahora había un incumplimiento de la ordenanza fiscal que hizo el anterior gobierno”, que recogía una tabla de precios por el alquiler de esos grandes espacios. Según el edil, la ordenanza fijaba un precio de hasta más de 200 euros la hora por el uso del campo de fútbol, que multiplicado por 24 horas y por todos los días de montaje y desmontaje que exige un gran concierto o festival, daban como resultado cantidades “inasumibles para cualquier empresario”. Ante esas cantidades, lo que se estaba haciendo en los últimos años era “no cobrar”.

La alternativa que plantea ahora el gobierno es la que ya se está aplicando en ciudades como Madrid, Murcia o Alicante: que la empresa pague al Ayuntamiento una cantidad por cada espectador. Una cantidad que los técnicos han fijado en 0,50 euros.

Caselles ha recalcado que esta tasa se aplicará sólo a las empresas que organicen eventos con fines lucrativos, no a ONG’s ni asociaciones benéficas. “Entendemos que si las empresas van a obtener un beneficio de la ocupación de esas instalaciones públicas, Benidorm se tiene que beneficiar también; y, por tanto, tiene que ingresar en sus arcas un porcentaje de lo que el promotor privado va a obtener de la actividad que realice en esas instalaciones municipales”, ha puntualizado.

El responsable de Eventos ha apuntado que con ese dinero se puede sufragar “el mantenimiento de estas instalaciones o posibles reparaciones”, algo que hasta ahora corría a cargo del Ayuntamiento.

Además, con anterioridad a la celebración del evento, la organización deberá aportar en forma de aval el 50% de la cantidad que le correspondería pagar de completar el aforo autorizado por la Conselleria. Tras el evento, y en función de los datos reales de venta de entradas, se practicará “una liquidación para regular” la cantidad total. En caso de suspensión, la cantidad adelantada “no sería reembolsable” por “los posibles daños causados a la imagen de Benidorm”.