Benidorm aplicará sanciones a partir de 80 euros a los vehículos reincidentes que accedan sin autorización a las áreas restringidas del casco antiguo

0
0
Benidorm aplicará sanciones a partir de 80 euros a los vehículos reincidentes que accedan sin autorización a las áreas restringidas del casco antiguo
Benidorm aplicará sanciones a partir de 80 euros a los vehículos reincidentes que accedan sin autorización a las áreas restringidas del casco antiguo

Se trata de una “fase policial”, ha explicado el Intendente de Tráfico Pedro Moya, que permitirá a partir del próximo 2 de enero, y en tramos horarios puntuales, sancionar a aquellos vehículos que desde el año 2010 no han solicitado el pertinente permiso de la Concejalía de Movilidad para acceder a calles del barrio El Calvari, al Paseo de la Carreteta o a la calle Gambo, entre otras.

La sanción será de 80 euros y de 40 euros, un 50% menos, en el caso de pronto pago, según recoge la Ordenanza Número 1 de Movilidad en su apartado de infracciones y se impondrá “en aquellos casos más reincidentes” y graves, de personas que transitan por estas áreas habitualmente, sin autorización, ni justificación recogida en el listado de casos para acceso permitido.

Tras más de dos años de “margen de cortesía”, el Ayuntamiento entiende que es ahora cuando debe iniciarse un proceso sancionador “de forma permanente”, ha puntualizado el coordinador de Seguridad Vial del Ayuntamiento, José Bañuls, quien además ha subrayado, para conocimiento general de la ciudadanía, cómo a partir del 2 de enero de 2013 “quien no haya tramitado dicha autorización –que es totalmente gratuita- no podrá entrar a las zonas restringidas”. Esta autorización se puede obtener en la página web municipal, www.benidorm.org o en el Ayuntamiento.

Un sistema que ha permitido reducir en un 16% la entrada de vehículos al casco antiguo, ha informado Bañuls, pasando de más de 1.700 vehículos en 2010 a poco más de 1.300 vehículos en 2012, en cifras redondas. “Logramos un objetivo claro con esta reducción del tráfico”, ha admitido, que es el de “proteger el entorno”, “apostar por el peatón y su calidad de vida”, disminuyendo la contaminación acústica, y permitiendo “un menor impacto en la escena urbana”.

Bañuls ha incidido asimismo en la importante inversión que el Consistorio realizó años atrás, con el apoyo económico de los dos Planes Españoles para el Estímulo de la Economía y el Empleo del Gobierno, para implantar un control de acceso de vehículos innovador, que funciona a través de cámaras de infrarrojos, pilonas y semáforos.

En la actualidad son más de 10.400 los vehículos que están dados de alta en el sistema, entre turismos y automóviles profesionales, todos ellos bajo justificación, bien sea por residir en la zona, poseer un negocio, recoger a personas con algún tipo de discapacidad o urgencia médica o para reparto y suministros.

Benidorm cuenta con dos modelos diferentes de control de acceso, telegestionado desde la sede de la Policía Local. Uno basado en sistemas físicos, como barreras y pilonas, en las calles: La Parra, La Biga, Ruzafa, Sol y Pintor Lozano. El segundo modelo de control, mediante señalización semafórica, se aplica en el Paseo de la Carretera junto al Parque de Elche, en la calle Doctor Pérez Llorca y en la Calle Molí.