Benidorm encauza y regenera ambientalmente un tramo del barranco de l’Aigüera y protege la red de agua potable

0
0
Benidorm encauza y regenera ambientalmente un tramo del barranco de l’Aigüera y protege la red de agua potable

La erosión del cauce provocó en 2013 y 2015 la rotura de una de las dos tuberías que abastecen a gran parte de la ciudad

El Ayuntamiento de Benidorm ha actuado en la parte alta del barranco de l’Aigüera, encauzando y regenerando medioambientalmente este espacio, y protegiendo la red de agua potable para evitar averías que puedan afectar al servicio y suministro de buena parte de la ciudad.

El alcalde, Toni Pérez, y el concejal de Aguas, José Ramón González de Zárate, acompañados de técnicos municipales, han visitado la zona para conocer el resultado de estas obras, que han supuesto una inversión de alrededor de 90.000 euros a través del fondo de inversión del abastecimiento de agua potable y alcantarillado.

Pérez ha explicado que se ha dado a la zona “un tratamiento absolutamente sostenible y peatonal”, creando “un nuevo acceso” para transeúntes “a través del túnel bajo la vía del TRAM, que conecta con el barranco de Els Tolls”. El alcalde ha indicado que se trata de “una zona que hasta ahora puede ser ignota para mucha gente de Benidorm”,  pero que “con el paso del tiempo” y a través de actuaciones como ésta “va a adquirir carácter de pulmón verde y de naturaleza viva en el entorno más urbano”

Además de adecuar la zona para “ponerla a disposición de todos los ciudadanos, y especialmente de esta zona de l’Aiguera y Els Tolls”, esta actuación también ha servido para “sustentar el talud de la calle Callosa” y “proteger aún más la red de agua potable”. Así, el alcalde ha recordado que a través de este barranco y por debajo del túnel del TRAM discurren las dos tuberías procedentes de la planta potabilizadora que abastecen a toda la cuidad, a excepción de la zona de La Cala.

En diciembre de 2013 y octubre de 2015 la ciudad vivió dos episodios muy complicados de lluvias torrenciales que, debido a la erosión del cauce del barranco, provocaron la rotura de una de las tuberías. Unos incidentes que podían haber dejado sin agua potable a gran parte de Benidorm de haberse producido en temporada alta.

Aunque las tuberías se repararon por urgencia después del último incidente, quedaba pendiente actuar sobre terreno para impedir la erosión del talud y que volvieran a descarnarse las tuberías. Para lograr ambos objetivos, se han realizado obras en el tramo anterior y posterior del túnel, así como en el interior del mismo, donde se ha ejecutado un murete y solera de hormigón. Además, se ha mejorado la captación de las aguas pluviales en la parte más alta del barranco “para en un futuro poder generar los riegos del parque de ocio”

A falta de unos remates, la finalización de la obra se certificará en breve. “A partir de ahí sólo faltará seguir invirtiendo para mejorar lo que ya hemos hecho”, ha concluido.